11.9 C
San Fernando del Valle de Catamarca
sábado, mayo 18, 2024

Crimen de Lucas González: prisión perpetua para tres policías porteños

Date:

Entre los agravantes se encuentran haber sido cometido el hecho con arma de fuego, alevosía, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por ser integrantes de una fuerza de seguridad”.

En tanto, cinco integrantes de la Policía de la Ciudad fueron condenados hoy a penas de entre 6 y 3 años de prisión por el encubrimiento del crimen de Lucas González y un sexto fue penado con 8 años de cárcel por torturar al joven y a sus tres amigos.

Las condenas fueron dictadas esta tarde por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25, que absolvió a otros cinco policías que llegaron al debate también acusados de encubrimiento y dispuso que queden de inmediato en libertad.

Hoy, más temprano, seis de los 11 policías acusados del encubrimiento del crimen de Lucas González pidieron perdón a la familia del joven y a los tres amigos que sobrevivieron al ataque a balazos, al decir sus últimas palabras.

Quienes pidieron habar ante el tribunal fueron el subcomisario Ramón Chocobar, el oficial Daniel Espinosa, el comisario Juan Horacio Romero, el oficial ángel Arévalo, el oficial Jonathan Martínez y el principal Héctor Cuevas, mientras que los tres acusados del homicidio, Gabriel Isassi, Fabián López y Juan José Nieva, decidieron no pronunciar palabra, al igual que otros cinco imputados por encubrimiento.

El proceso, que se inició el 16 de marzo, incluyó más de 50 testigos, entre ellos el exministro de Justicia y Seguridad porteño Marcelo D’Alessandro, que complicó con su relato a los policías acusados.

Qué pasó con Lucas González

Lucas y sus amigos fueron atacados a balazos el 17 de noviembre de 2021 cuando salieron de entrenar del club Barracas Central y regresaban a sus casas a bordo de un Volkswagen Suran y fueron interceptados por un Nissan Tiida en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comuna 4 a la altura del cruce de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield.

Como no tenían identificación policial, los chicos pensaron que podían ser ladrones e intentaron escapar, momento en que los efectivos les dispararon y dos balazos impactaron en la cabeza de Lucas, quien murió al día siguiente en el hospital El Cruce de Florencio Varela.

Los menores, en tanto, fueron esposados y trasladados en calidad de detenidos al instituto de menores Inchausti, donde fueron liberados al día siguiente tras determinar que no se trataban de delincuentes sino de adolescentes que habían salido de un entrenamiento de fútbol.

Noticias que pueden INTERESARTE